miércoles, 9 de mayo de 2018

Astillero

 Anaya: la triangulación maestra
 Subsiste amago judicial
 Los Pinos se aferra a Meade
 ¿Quién, el candidato único antipeje?
Julio Hernández López
Foto
EL APOYO EN LAS CAMPAÑAS DEL TRICOLOR. José Antonio Meade, candidato presidencial de la coalición Todos por México, dijo que los siguientes 54 días serán los más emocionantes e importantes de la campaña. En primera fila, en un acto realizado por el Organismo Nacional de Mujeres Priístas, lo acompañaron su esposa, Juana Cuevas, y Mikel Arriola –aspirante del tricolor al Gobierno de Ciudad de México) y su cónyuge, Jimena GalindoFoto Fabiola Martínez
A
l candidato presidencial Ricardo Anaya le revivieron ayer el tema del presunto lavado de dinero con cargo a una nave industrial queretana. Sucedió en un diario digital poco conocido fuera de España, Ok Diario, y no en alguna de las publicaciones de más reconocimiento periodístico en aquella nación. Es el segundo golpe internacional en ese sentido (el anterior, a cargo de El Español, otro medio digital, fundado y dirigido por el polémico Pedro J. Ramírez, quien había sido icónica figura directiva de El Mundo, diario este del que también fue directivo Eduardo Inda, ahora máximo ejecutivo de Ok Diario).
Para efectos políticos mexicanos, la colocación de una nota sobre Anaya la noche hispana del lunes, en la citada publicación internética, significa la persistencia de una posibilidad de descarrilamiento judicial del panista-frentista al que Los Pinos nomás no acepta como forzado beneficiario de una eventual declinación del cuasipriísta José Antonio Meade, en busca de mejores condiciones para enfrentar con una sola carta al candidato de Morena y anexos, Andrés Manuel López Obrador, que a estas alturas del proceso electoral parece no tener contrincante viable al frente.
La nota en mención, firmada por Borja Jiménez, señala: “El candidato presidencial mexicano Ricardo Anaya será investigado junto con algunos asociados y testaferros por el Banco de España y el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac, España) por un presunto esquema de lavado de dinero, a los efectos de financiar la campaña de Anaya de cara a las próximas elecciones en julio de este año, tal y como ha podido confirmar Ok Diario.
El reporte menciona: Nuevos datos aportados en la denuncia ante el Sepblac sugieren que el dinero utilizado para efectuar la compra proviene de orígenes dudosos provenientes de España, en donde (el mexicano (Manuel) Barreiro y (un socio español, llamado Juan Pablo Olea) Villanueva tienen negocios que presentan ciertas incongruencias, incluyendo declaraciones financieras vagas o ambivalentes, en donde figuran importantes montos en calidad de inversiones y deudas sin especificar la procedencia del dinero, o las partes involucradas.
Adjudicando el dato a fuentes conocedoras que habrían aportado la información a Ok Diarioademás de las investigaciones efectuadas por el Sepblac, también se ha presentado denuncia en el juzgado decano de instrucción de Madrid, donde es posible que sean llamados a declarar Barreiro y Olea Villanueva y tampoco se descarta la posibilidad de eventualmente convocar al propio Ricardo Anaya. Según la denuncia presentada ante el Sepblac y el Banco de España, se mantiene la hipótesis de que Barreiro y Olea Villanueva efectivamente montaron un esquema de lavado de dinero para beneficiar a Anaya y es posible que después de presentar la denuncia el Sepblac comience a investigar a las empresas cuestionadas, empezando por recolectar la documentación financiera pertinente, en colaboración con los órganos judiciales españoles (https://goo.gl/XVF1Lj).
Llamar a declaraciones judiciales a España a Ricardo Anaya, bajo cargos relacionados con lavado de dinero, parecería una circunstancia sumamente desfavorable para el panista. De confirmarse lo difundido por el mencionado diario digital, podría ser un golpe letal para su candidatura, hasta ahora más exitosa que la del pentasecretario tridorito, Meade. En la lógica complotista, podría parecer que la nota de marras ha sido filtrada y promovida desde influyentes áreas políticas mexicanas para dar anuncio a Anaya de que su situación legal se complica, y que a la hora de la disyuntiva le quedará declinar o enfrentar el expediente judicial de la famosa nave industrial queretana generadora de ganancias por decenas de millones de pesos para el candidato presidencial inmobiliario.
Uno de los enigmas profundos de temporada descansa en el hecho de que, a pesar de la fuerte y creciente ventaja que lleva López Obrador en las encuestas de opinión, el sistema, o el PRIAN (como suele llamarse a este binomio partidista), no ha podido ponerse de acuerdo para obligar a un candidato a declinar, para que funcione el voto útil contrario al máximo jefe de Morena. Una lectura práctica habría forzado desde semanas atrás la salida de escena de Meade (aunque fuera en términos factuales, no jurídicos), para concentrar todos los esfuerzos antipeje en Anaya, mejor posicionado en casi todos los ejercicios demoscópicos.
Pero, hasta ahora, los intentos de forjar esa candidatura única se han topado con una cerrada negativa del verdadero jefe de la campaña priísta, Enrique Peña Nieto, quien estaría ejerciendo un veto absoluto al joven queretano, Anaya, al que tacha de traidor y a quien no perdonaría, entre otras cosas, sus promesas de campaña de que podría llevar a la cárcel al ex gobernador del estado de México. En el círculo central de Meade se asegura además, de manera tajante, que no habrá de declinar el hombre que no recuerda el nombre del libro que están por publicarle, y que, en realidad, quien acabará saliendo de escena es el panista Anaya.
El problema de fondo para Los Pinos, el PRI y la campaña de Meade es que el candidato presidencial se ha rezagado demasiado, que su discurso no levanta entusiasmo y que se le ha sometido a una despiadada embarnizadura de priísmo jurásico, que le ha tumbado cualquier indicio ciudadano que hubiese tenido. Ante ello, de poco serviría tirar por la vía judicial al panista Anaya, pero, por lo que se ve, en las cúpulas pinoleras subsiste la tentación del golpe que haga a Anaya retirarse y a Meade apoderarse de la etiqueta única del antipejismo supuestamente viable.
Y, mientras AMLO abre más la puerta a la posibilidad de que el nuevo aeropuerto internacional de la zona metropolitana capitalina (de importancia estratégica para los intereses nacionales) sea concesionado a capitales privados, ¡hasta mañana!
Twitter: @julioastillero
Facebook: Julio Astillero

No hay comentarios:

Publicar un comentario